Qué es la optimización semántica

web-semantica

Qué es la optimización semántica

La optimización semántica es una búsqueda semántica, una pregunta o una acción que genera resultados significativos aún cuando los resultados presentados no contienen el término de búsqueda exacta. Esto significa que un resultado se considera el valor de contenido semántico en términos que tienen relación semántica.

Google entiende que si el término de búsqueda es “humano”, a continuación, sólo se supone que también es un ser humano hombre o mujer, y por lo tanto es un vertebrado. En consecuencia, el marcado de datos estructurados ha estado produciendo efectos cada vez más importantes dentro de la semántica de optimización. Vídeos, imágenes, creación, fragmentos enriquecidos para cada caso están cambiando el comportamiento del usuario. La implementación de Microdatos o de RDFa es nada más que añadir marcas semánticas, lo que contribuye a la relevancia de una página en particular y la influencia más directa en el CTR. Los Microdatos en los motores de búsqueda ayudan a entender lo que es más relevante para la búsqueda, proporcionando información “masticada” a Google para proporcionar los resultados más relevantes y precisos. Una búsqueda no sólo devuelve resultados basados ​​en palabras claves, sino que se necesita cada vez más en cuenta la semántica de la página (y el sitio en su conjunto) como un factor de posicionamiento. La semántica de optimización no sólo está evolucionando como ya parte del trabajo de SEO.

diagrama-web-semantica

Conclusión

A partir de un nuevo punto de vista, Google está ampliando su capacidad para obtener los mejores resultados. En los primeros años de Google, el motor de búsqueda se había centrado siempre en el PageRank, Backlinks, Autoridad de la Página, Contenidos, etc. Hoy en día, además de estos factores, también vemos un amplio margen cada vez más importante de datos estructurados, Schema.org, AuthorRank / AgentRank, Google+ y búsqueda semántica.

Los motores de búsqueda son cada vez más capaces de “adivinar” lo que los usuarios están buscando, para proporcionar los mejores resultados para ellos de la manera más fácil posible. Los rastreadores son cada vez más inteligentes en su capacidad de interpretar las preguntas y consultas secuenciales, tales como “¿cuál es la distancia de aquí para allá” o “me muestran fotos de mi ciudad.”

No hay duda de que un contenido de éxito depende de palabras clave. Las palabras claves son cruciales para determinar la relación entre la intención del usuario y el resultado correspondiente. El punto es entender que Google está expandiendo su tecnología basada en la ubicación, la personalización, el contexto y la optimización semántica.

 

Haz un Comentario