6 pecados sobre el SEO que te pondrán en lista negra de Google

baneado-google

6 pecados sobre el SEO que te pondrán en lista negra de Google

¿Sabías que Google puede hacer que tu blog desaparezca de sus resultados de búsqueda?

Un día, estás recibiendo un pequeño caudal de tráfico a algunos de tus posts. No, no es nada importante, pero crece con cada nuevo post que se publica, y se puede ver que Google se convierte en una importante fuente de tráfico para ti en el futuro.

Pero luego se detiene.

Poof, cada post y la página de tu blog desaparecen de Google. Sin previo aviso, sin campanas de alarma, nada. Está más que desaparecido, como si nunca hubiera existido.

¿Y la peor parte?

Ni siquiera sabes por qué. Te sientes como el matón más grande, más malo en Internet y decides mandar a Google a la mismísima mierda, preguntándote qué demonios has hecho mal.

Pasado algo de tiempo, empiezas a preguntarte cómo conseguir salir de la lista negra de Google

Hay personas que con blogs con muchos años, de repente están en la lista negra de Google.

Un día, tu blog estaba en la primera página con un término “X”, recaudando unos cientos o miles de visitantes por día, y al siguiente día, el blog sufre una caída estrepitosa en sus visitas diarias. Si te has pasado meses y cientos de horas escribiendo artículos, pero Google borra todo ese esfuerzo en un santiamén.

¿Por qué?

Bueno, yo no puedo saber a ciencia cierta, pero es probablemente porque se hacen cosas que a Google no le gusta para nada. Como vender enlaces de texto en tu sitio.

Con Google, sin embargo, la ignorancia no es excusa. Si rompes las reglas, pagas las consecuencias. Fin de la historia. Es por eso que es tan importante aprender cuáles son las reglas.

La verdad sobre cómo funciona Google es que está evolucionando. Todo el tiempo. Cada día, ajusta sus algoritmos para filtrar los spammers. Cada año o dos, o últimamente menos tiempo, despliegan grandes cambios que a su vez causan grandes cambios en el posicionamiento en buscadores para casi todo el mundo en la web.

¿El resultado?

Lo que funciona hoy puede no funcionar mañana. De hecho, incluso podría hacer daño. Érase una vez, Google no penaliza a las personas por cometer errores. Ellos retenían los beneficios, sí, pero en realidad reducían tu rango o te hacían desaparecer.

Ahora, es mucho más punitivo. Incluso si no cometes un error lo suficientemente grande como para conseguir estar en la lista negra, todavía se pueden ver los resultados de los motores de búsqueda durante la noche si haces algo mal.

¿Qué, exactamente es por lo que te castigan?

Bueno, la lista está en constante cambio, pero aquí están los seis pecados más probables que hagan que tu blog este en su lista negra:

Pecado No.1: La compra de Links

Alguna vez has notado los anuncios de las denominadas empresas de SEO que te prometen cientos de enlaces y un primer ranking de página por una cuota insignificante.

Bueno, ignóralos. He aquí por qué:

Casi sin excepción, los enlaces son de spam, sitios de mala reputación y de las cuentas de redes sociales. Obtén un enlace de ellos es como ir a una entrevista de trabajo con una carta de recomendación de un vendedor de crack conocido. Te hace daño, no te ayuda.

Y no importa lo inteligentes que sean. Algunas de estas empresas afirman que nunca serán descubiertos por Google, ya que todos los enlaces spam están apuntando a una página intermedia, la creación de una “rueda de enlaces” o “pirámide de enlaces.” Se supone que es para protegerte.

Incluso podría funcionar… por un tiempo. El problema es, ¿recuerdas que te dije que Google siempre está evolucionando? Incluso si no te coge hoy, tenlo por seguro que te atrapará en algún momento en el futuro. Siempre lo ha hecho.

¿La mejor opción sobre esto?

No comprar (o vender) enlaces.

Pecado No. 2: Unirse a directorios de enlaces erróneos

Al considerar la presentación en un directorio, me hago preguntas como:

–       ¿El directorio rechaza algunas urls? Si cada url pasa por una revisión, el directorio se acerca a una simple lista de enlaces o son para todos los vínculos a sitios.

–       ¿Cuál es la calidad de las URL en el directorio? Supongamos que un sitio rechaza el 25% de las peticiones, pero las urls que se aceptan/enumeran son todavía de muy baja calidad o son spam. Eso no habla bien de la calidad de ese directorio.

–       Si hay un cargo, ¿cuál es el propósito de la cuota? Para un directorio de alta calidad, el costo es principalmente para el tiempo/esfuerzo para alguien en hacer una evaluación real de una url.

Los directorios de enlaces son, por lejos, una de las partes más incomprendidas del SEO. Erase una vez, una de las piezas esenciales de cualquier campaña de lanzamiento de un nuevo sitio. Podrías enviar tu blog a DMOZ.org y algunos directorios de enlaces específicos de la industria, y se obtenía un rápido impulso en tus rankings de búsqueda.

Y tiene sentido, ¿verdad? Si tu blog es sobre el surf, entonces tiene sentido que se incluya en todos los directorios de enlaces sobre el surf.

Bueno, aquí está el problema:

Google mira la web a cada momento. Si tu blog se menciona con frecuencia en sitios de confianza, sitios de la autoridad, es parte de una “buena vecindad.” Si todos los enlaces provienen de páginas con enlaces a miles de sitios cutres, por el contrario, eres parte de algo que no tiene calidad.

¿Los directorios de enlaces que son?

Un mal, ¿no? Porque cualquier persona puede enviar su página web, la mayoría de los directorios de enlaces se hacen nada más que un depósito de chatarra. Incluso si tu blog es totalmente legítimo, es culpable por asociación.

Ahora, eso no es dar a entender que todos los directorios de enlaces son malos. Si vas a enviar tu blog en un directorio muy específico que está siendo revisada por una persona para asegurarse de que todos los sitios que aparecen son de primera categoría, es posible que aún así obtenga algún beneficio de ella, ya que está rodeado de otros sitios valiosos.

Pecado No. 3: El Marketing con Artículos

¿Has oído hablar del Marketing con Artículos?

De moda desde el 2008. La idea es que se podía escribir un artículo y haciendo pequeños ajustes (spinner) en el texto crear múltiples versiones del mismo, y luego enviar esas versiones a los diferentes sitios web que recopilan artículos libres a cambio de un enlace a tu sitio.

Y solía funcionar. En aquel entonces, un buen número de resultados de la búsqueda fueron dominados por sitios como los artículos E-Zine y Article Base en ingles y en español Articuloz.

Hoy ya no tanto. Sí, mucha gente todavía hace Marketing con Artículos es una técnica que va muriendo. He aquí por qué:

¿Recuerdas que dije Google siempre se vuelven más inteligentes?

Pues bien, el Marketing con Artículos era tan popular es que podías tomar una de las entradas del blog, hacerla girar (spinnear)  en cinco variantes diferentes, y obtener algunas decenas de enlaces a la entrada del blog. Google podría ver las distintas variaciones como artículos totalmente únicos, es decir, sin penalización por contenido duplicado.

A través de los años, sin embargo, el algoritmo ha conseguido ser mejor y mejorar en olfatear artículos con pequeñas variaciones. Artículos que bien clasificados por años ahora están cayendo en picado, ya que Google los reconoce como lo que son: spam.

El Guest Blogging, en particular, es una de las maneras más eficaces de construir un blog popular. Eso es porque estás escribiendo un contenido único para sitios de confianza, rodeado de docenas de otras autoridades.

El Marketing con Artículos, por otra parte, tiene que ver con tratar de engañar a Google mediante la duplicación de contenidos para sitios sospechosos llenos de artículos escritos por don nadies. Una vez más, eres culpable por asociación.

Pecado No. 4: Relleno de palabras clave

 “Llenar las páginas con palabras clave resulta una experiencia de usuario negativa, y puede dañar el ranking de tu sitio en Google”

Vamos a analizar esta técnica por un momento.

Si no estás familiarizado con el término, “relleno de palabras clave”, que consiste en utilizar una palabra clave una y otra vez en tu contenido con la esperanza de que va a llevar a una mejora en el ranking. Por ejemplo, digamos que deseas posicionar como relleno de palabras clave la keyword “galletas de chocolate de esta manera:

Galletas con trocitos de chocolate son tan delicioso! Yo te voy a enseñar a chispas de chocolate receta de la galleta de mi abuela para hacer las mejores galletas de chocolate que he probado jamás. El chip receta de galletas de chocolate hace dos docenas de galletas de chocolate.

Toda la entrada de blog el artículo continuaría así, usando la palabra clave “galletas de chocolate” docenas o incluso cientos de veces. No importa el lenguaje tan poco natural que es casi ilegible. Está optimizado, ¡para que Google te penalice de inmediato!

También es tonto. He aquí por qué:

La densidad de palabras clave es sólo una pequeña parte del algoritmo de Google. Nadie sabe a ciencia cierta cuánto, pero por lo que he visto, me imagino que es menos del 5%. Al lado de los factores más importantes, como la autoridad de dominio y los vínculos de confianza, es casi completamente irrelevante.

Y si se usa demasiado, puede hacerte daño.

La principal preocupación de Google es la experiencia del usuario. Si todos los artículos de la gente encuentra están llenos de palabras clave, nadie va a querer leer, y todo el mundo dejará de usar Google para buscar en la web. Nunca lo permitiría, y algunos expertos en SEO creen que se penaliza activamente.

Pero digamos que no lo hacen. Incluso si sales totalmente ileso, ¿quién crees que va a seguir leyendo unos artículos lleno de palabras claves sin sentido? Nadie con seguridad. Y puesto que los enlaces son una parte mucho más importante del algoritmo, está condenando a ser ignorado para siempre.

¿Mi consejo?

No pienses en palabras clave en absoluto para el primer año de tu blog. Sólo te debes centrar en la publicación de contenido asombroso y conseguir tantos enlaces como sea posible. Entonces, una vez que tu blog tenga cierta autoridad, puedes volver atrás y modificar las palabras clave en tus posts más populares sin hacer que suenen en lo más mínimo antinatural.

Sí, es posible que pierda algunas oportunidades, pero tus posibilidades de construir un sitio de autoridad son mucho, mucho mayores. Confía en mí.

Pecado No. 5: Anchor Text poco naturales

Este es otro ejemplo de que las personas van demasiado lejos en el uso de un trozo del algoritmo de Google.

Si no está familiarizado con el término “anchor text”, se refiere al texto dentro de un enlace que relaciona una página de tu blog. Por lo tanto, el texto del ancla en esta frase es “anchor text“.

Cuando Google decide qué términos clasifica de tus páginas para el ancla de texto es uno de los lugares que se ve en la búsqueda. Si un grupo de personas está enlazando a un artículo con la frase  “chistes pedo divertido”, como texto ancla, por ejemplo, existe una buena probabilidad de que el post trate sobre chistes de pedos.

Así que, sorpresa, sorpresa, la gente trata de jugar con el sistema. Ellos construyen vínculos con algunas de las técnicas de dudosa reputación y ​​utilizan los términos que desean posicionar como texto ancla, con la esperanza de que vaya a aumentar sus posibilidades de conseguir un buen posicionamiento.

¿Pero lo natural no se ve?

No todo el mundo va a usar exactamente el mismo texto ancla cuando se vinculan contigo. Algunos de los enlaces que recibes podrían tener un texto ancla corto como “bromas”, frases relacionadas como “me hizo reír”, o incluso sólo una URL normal sin el ancla de texto en absoluto.

Al utilizar el mismo texto de anclaje en todos tus enlaces, le estás básicamente diciendo a Google que estás tratando de jugar con el sistema. Y las posibilidades son, que seas penalizado en algún momento.

Pecado No. 6: Vínculos rotos

“Compruebe si hay vínculos rotos o código HTML incorrecto.”-Google

Y por último pero no menos importante, los más inadvertidos de todos ellos: Los enlaces rotos.

Con el tiempo, casi todas las páginas acumulan algunos enlaces que ya no funcionan. Otros sitios mueren, se mueven, y reestructurar todo el tiempo, por lo que la página que se ha vinculado inicialmente desaparece.

La pregunta es, si los enlaces rotos son tan naturales, ¿por qué Google te penaliza por ellos?

Bueno, vamos a pensar en ello desde su perspectiva:

Qué página esta probablemente más activa a una fecha actual: ¿una con cinco enlaces rotos o una con cero? Además, ¿qué página ofrecerá una mejor experiencia de usuario?

La segunda, por supuesto. Por lo tanto, todos los demás factores son iguales, una página sin enlaces rotos es probable que se sitúe por encima de una página con enlaces rotos. Pero no te asustes, ya que todos los demás factores casi nunca son iguales. Como muchas de las otras variables del algoritmo que hablamos aquí, los enlaces rotos son una pequeña parte.

Aún así, es un pecado que es fácil de resolver. Una o dos veces al año, en Google Webmaster Tools corrige todos los vínculos rotos que te dan. Puedes notar un pequeño aumento en el ranking de algunas de tus páginas.

¿Te sientes preocupado todavía?

Después de leer todo esto, puedes sentirte como si estuvieras caminando por un campo de minas, con la esperanza de que no te topes con una trampa mortal invisible y se vaya todo a la borda. Probablemente nunca supieras que el SEO pudiera ser tan peligroso.

La buena noticia, sin embargo es que no tiene que ser así. En su mayor parte, las personas que se meten en problemas con Google son o geeks SEO que están jugando deliberadamente con su suerte o inocentes desprevenidos que reciben el asesoramiento de la persona equivocada.

Si no sabes nada acerca de SEO, y lo que estás haciendo no es más que la publicación de contenido impresionante y construir relaciones con tus lectores, estás probablemente a salvo. De hecho, esa es una buena forma de pensar de todos los bloggers, en mi opinión. Por lo menos en el principio.

En lugar de tratar de encontrar la manera de manipular el algoritmo de Google para una mejor clasificación, basta con crear contenido que se merezca estar en la primera página, espera a que Google te ponga al día. Su objetivo, después de todo, es pasar el mejor material a la parte superior de la búsqueda.

En ese sentido, el súper secreto verdadero en la estrategia para conseguir que tu blog este clasificado en la primera página de Google no tiene nada que ver con las pirámides de enlaces o la densidad de palabras clave o cualquiera del resto de esas complicadas tonterías.

Son solo tres sencillos pasos:

ü  Crear contenido asombroso.

ü  Ser una persona influyente en el tema.

ü  Esperar que Google te indexe

¿Excesivamente simple?

Tal vez, pero es exactamente lo que Google quiere que hagas.

Haz un Comentario